Transmitamos las devociones a nuestros hijos
La fe es algo grande y debemos transmitirla con nuestro testimonio de vida.