Menu


La ideología de genero sigue haciendo estragos
El «cambio de sexo» de una niña de tan sólo 5 años de edad.


Por: Carlos Alvarez Cozzi | Fuente: Catholic.net



De internet obtenemos este link: “Princesa no, caballero”: una niña de 5 años legalizó su cambio de género.

Con esta frase, una niña, cuyo nombre no ha sido revelado, adelantaba las supuestas inquietudes que según sus padres sentía desde los dos años. Fue así como a la inmadura edad de 5 años, acabó convirtiéndose en la "persona trans" más joven de Argentina, consiguiendo incluso cambiar su nombre por el de "Tito".

La pequeña asistía junto a sus padres a charlas sobre identidad de género con asesoramiento jurídico y psicológico.

Jorge Visca, el psicólogo que la atendió, declaraba: “Tuve que dejar muchas cosas que había estudiado de lado y empaparme de otras ideas y conocimientos. La historia de Tito fue también para mí un antes y un después”.

Por su parte, la abogada Claudia Vega opinó: “No tenemos por qué cuestionar estas identidades. Ese sentir es el que el Estado debe acompañar”.



Realmente un espanto. Vivimos en una sociedad de ética líquida donde cualquier mero deseo, aún de una pequeña niña, debe ser respetado como un “derecho”. Pero además propiamente el cambio de sexo no existe porque los cromosomas con los que se nace son imposibles de ser cambiados.

Es obvio además que cualquier mero deseo no constituye un derecho humano.

Esto que está sucediendo es producto del relativismo ético que busca instaurar una reingeniería social antinatural como parte del ataque a la familia constituida por mujer y varón, siguiendo los dictados del nuevo orden mundial.

Lo primero es tomar conciencia del tema. Lo segundo es denunciarlo fuertemente. El problema es que hay organismos internacionales que financian todo esto.









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |