Menu


Ante lo que se hizo mal
Aprender del pasado para construir un futuro un poco mejor.


Por: P. Fernando Pascual, LC | Fuente: Catholic.net



Errores siempre los ha habido y, por desgracia, seguirán ocurriendo en el futuro. Por eso los males que tales errores provocan no podrán ser evitados del todo.

Fue error diseñar así aquella curva. Murieron en ella varias personas. Fue error subir aquel impuesto: sufrió la economía y perdieron trabajo miles de trabajadores. Fue error dar una alarma falsa (o lo contrario: decir que no había peligro): la gente quedó confundida y se difundió una epidemia dañina.

Ante tantas cosas mal hechas, una reacción espontánea, muchas veces legítima, consiste en censurar, pedir responsabilidades, incluso promover juicios: no puede quedar sin condena quienes han provocado, por negligencia o por otros motivos, daños a la gente.

Pero quedarse ahí resulta insuficiente. Ante lo que se hizo mal, las mentes y los corazones pueden aprender y percibir la importancia de remediar los daños producidos, de ayudar a víctimas de errores (propios o ajenos), de planear mejor las decisiones a tomar en temas importantes o sencillos.

Las críticas resultan sanas y tienen sentido solo en vistas a identificar causas de los males para evitarlos en el futuro. Al mismo tiempo, tienen que señalar los medios concretos para reparar daños y ayudar a quienes sufren.



Entonces, cualquier reflexión sobre lo que se hizo mal se convierte en algo positivo. Genera madurez en la sociedad. Aumenta la conciencia de la importancia de buenos análisis antes de tomar decisiones. Busca comprender mejor cuáles sean los bienes realizables en cada momento.

A pesar de esas medidas, los errores volverán a surgir. La mente más perspicaz no puede cerrar las puertas a tantos peligros que surgen continuamente, ni ver todos los aspectos que entran en juego a la hora de elegir.

Pero al menos será posible disminuir tales errores y, cuando se produzcan, en seguida se buscarán caminos de sanación, para quienes sufren directamente sus consecuencias, y para toda la sociedad, que puede aprender del pasado para construir un futuro un poco mejor y más seguro.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |